Un año sin Emilia Vera, convocan a una marcha

Emilia, al momento de su desaparición tenía 31 años, se fue de su casa sin previo aviso y sin dejar ninguna señal de hacia dónde se dirigía. En el marco de la búsqueda llegaron una gran cantidad de datos, muchos de los cuales fueron desestimados.

Ninguno de los indicios sobre su posible paradero fue confirmado. Una mujer llamó a una radio de la ciudad asegurando haberla visto bañándose en un canal de riego con una bikini negra, pero para la Policía se trató de “información poco seria”.

Más tarde, una conocida del círculo familiar de los Vera les dijo que le había parecido ver a Emilia en la Basílica de Luján. Pero esto tampoco pudo ser comprobado, a pesar de haber dado rápido aviso a la Fiscalía de Delitos contra las Personas de Cipolletti.

Otra de las pistas, quizás la que más ruido hizo en su momento, y que tampoco terminó aportando nada concreto, fue la aparición de ropa presuntamente de Emilia en proximidades del río Limay.

Graciela, hermana de Emilia, ante cada consulta sobre el caso siempre responde de la misma manera: “Lo único que sé es que no está muerta”.

Familiares y amigos convocan a los cipoleños a  una concentración en la plaza San Martín a las 19:30, con un claro pedido, que no se la deje de buscar.

Scroll Up