Expectativas positivas sobre impacto de la participación en el complejo ambiental

El secretario de Gobierno Diego Vázquez se mostró optimista respecto del impacto ambiental positivo que tendrá a largo plazo en Cipolletti, a partir del acuerdo que firmó el intendente, Aníbal Tortoriello con los municipios de la Confluencia para la conformación del consorcio que regulará el Complejo Ambiental Neuquén (CAN).

Vázquez enfatizó varios aspectos positivos. El primero de ellos, está vinculado con la eliminación potencial de nuevos focos de contaminación en Cipolletti. El secretario de Gobierno, indició: “El basural actual está colapsado. Según lo que nos indicaron, no es recomendable cerrarlo para abrir uno nuevo en otro lugar. La alternativa sería ampliarlo, pero no es una opción aceptable a futuro. Con el CAN, erradicamos el problema. Porque nos trae la solución de la disposición final de los residuos”. Ligado a este planteo, el funcionario destacó: “Además, Cipolletti no va a ser cliente del CAN, sino que es integrante del consorcio que dirigirá el lugar”.

El titular de Gobierno también recalcó que: “es importante diferenciar la recolección de residuos de la disposición final de los mismos. La primera continuará bajo la órbita municipal”. En cuanto a la calidad del servicio que presta el municipio respecto de la recolección, Vázquez adelantó que se están analizando costos del mantenimiento de la prestación en todos los aspectos que la componen y la inversión requerida en caso de terciarizarse. El objetivo es brindarle la mejor asistencia al vecino”.