Comienzan a organizar el trabajo de las ferias del Barrio Don Bosco

Marcela Linhardo,  concejal y coordinadora de Economía Social, se reunió con los feriantes de la plaza Don Bosco con el fin de comenzar a ordenar el trabajo en el predio, a luz de la futura normativa que busca regularizar el trabajo en la feria.

La edil precisó: “desde el año pasado he estado trabajando con la ordenanza de Regulación de Ferias, porque justamente se ocupa de un sector de la comunidad que no tenía un marco legal”, y agregó: “desde el área de Economía Social, creo totalmente necesario que hay que acompañar a este grupo de personas, que son más 300 familias –teníamos inicialmente un censo de más de 200 familias- para llevar a cabo un proceso de construcción de un espacio de intercambio”.

Uno de los motivos por los cuales la titular de Economía Social buscó el encuentro es que esperaba se apruebe la Ordenanza de Regulación de Ferias, que finalmente obtuvo los votos en la sesión del Concejo Deliberante del 21 de marzo. Su implementación requerirá la colaboración de los feriantes porque la normativa legisla sobre la venta de frutas y verduras, y productos nuevos como ropa, o usados. Linhardo indicó: “se va a necesitar un proceso, por eso se estableció una comisión de convivencia, en la que participa una asistente social, para establecer pautas claras de trabajo. Las reuniones se realizarán cada 15 días, los jueves de 8:30 a 9:30 hs.”.

La concejal afirmó que la “Feria del Don Bosco, está legitimada por los vecinos y los feriantes, obviamente no vamos a poder conformar a todos, para algunas cosas hay que establecer pautas de convivencia, pero estamos pensando en una reforma que le dé salubridad al espacio”.

A modo de adelanto, Linhardo explicó que se está avanzando conjuntamente entre la Secretaría de Gobierno, la Universidad de Flores, para refuncionalizar la plaza del Don Bosco. La concejal detalló: “aspiramos a que el espacio de la plaza Don Bosco siga siendo un espacio verde, siga conservando la cantidad de árboles que tiene, revalorizar el espacio de juegos para los niños, y a la vez darle un marco más saludable para la feria de las verduras”.

Además, indicó: “Se piensa en cimentar el espacio donde están los feriantes, optimizar el espacio para que todos puedan llevar el sustento a sus hogares, instalar piletas con agua potable y sanitarios y armar algún sistema para que nadie tenga que vender sus productos tirados en el piso, porque no es digno para nadie”.

Para fortalecer el proceso, la Municipalidad designó a personal que fotografiará la feria en sus diversos aspectos y tomará medidas a fin de proveer información para quienes están trabajando en el diseño espacial del sector. Linhardo aclaró que en cuanto al diseño de la plaza del Don Bosco, por ahora está en la UFLO y se está trabajando el diseño.

Otro punto que considera la normativa impulsada por la edil es la regulación de los vendedores. Por eso se buscará que se inscriban, por ejemplo, en el monotributo social. También se buscará normativizar la comercialización que hacen algunas personas que reparten vendedores de frutas y verduras en distintas esquinas de la ciudad, para que se instalen en un local de venta.