A 48 años del Cipolletazo

El 12 de septiembre de 1.969 el pueblo cipoleño salió a las calles en defensa del comisionado Julio Dante Salto, un movimiento popular que exigió la restitución del intendente. Este hecho se lo conoce como el “Cipolletazo” y se convirtió en la primera pueblada de la historia regional en defensa del jefe comunal.


El pueblo defendió a su referente político de entonces, en momentos de la dictadura burocrática y represiva de Juan Carlos Onganía.
Las razones por las que el gobierno provincial de facto quería expulsar a Salto eran, entre algunas cosas, la intención oficial de construir una ruta que conectara por territorio rionegrino, a partir de Roca y sin pasar por Cipolletti, con San Carlos de Bariloche. El comisionado local cuestionó la iniciativa, afirmando que prefería que se gastara más en la construcción de viviendas.
El detonante fue la presencia en Cipolletti de enviados del gobierno provincial para expulsar a Salto de su cargo. Los emisarios no tenían previsto tamaño rechazo y menos ser sacados sin miramientos por una ventana de la antigua sede municipal de Yrigoyen y Villegas.
Se multiplicaron las demostraciones de resistencia ante la arbitrariedad del poder de facto y de respaldo a la figura del líder cipoleño. Trabajadores, empresarios, estudiantes, profesionales, vecinos y vecinas de todos los estratos sociales participaron de la gesta, mientras recrudecía con los días la represión y el abuso por parte de la fuerza pública.
La historiadora Liliana Graciela Fedeli explica: “porque la provincia, gobernada por el interventor Juan Antonio Figueroa Bunge, quizo intervenir la ciudad y echar a Salto, que era el comisionado municipal. Entonces, el pueblo se volcó a las calles debido a la convocatoria de la radio LU19 y de Abraham Thomé a través del programa Telesíntesis, de Canal 7 de Neuquén”.
La situación conflictiva se prolongó “por varios días, con momentos álgidos, con cierres de comercios, caravanas, un boicot bancario a otras ciudades como General Roca y agresiones a periodistas del diario Río Negro”.
Las tensiones estallaron un 12 de septiembre y el 22 de ese mismo mes tuvo que alejarse de su cargo provincial Figueroa Bunge. El líder cipoleño también dio un paso al costado, permitiendo que otro vecino de la ciudad y médico como él, Alfredo Chertudi, asumiera el gobierno local.

Scroll Up