Aníbal Tortoriello reiteró desde Cipolletti sus intenciones de ser candidato a gobernador de la provincia por el Espacio Cambiemos

“Quiero ser candidato a gobernador en 2019”, dijo Aníbal Tortoriello y analizó las últimas gestiones gubernamentales de la provincia en el marco de una reunión del PRO celebrada en Cipolletti, donde con la presencia de dirigentes y referentes de distintas ciudades, como Villa Regina, Cervantes, General Roca, Allen, Cipolletti, y Bariloche, se consolidó un grupo de trabajo y comenzaron a delinearse los equipos técnicos que trabajarán por su candidatura.

 

En vista de su proyecto Tortoriello afirmó que, atento a las grandes necesidades que posee Río Negro y al respaldo que le viene manifestando un nutrido y variado grupo tanto de dirigentes como de afiliados al partido, y también de ciudadanos, todos interesados en la mejora de la provincia, que entienden a la dirigencia y a la acción política como un servicio al bien común, se ha decidido a participar. Del mismo modo en que lo hizo en su ciudad, Cipolletti, donde desde el llano y saliendo de una posición que tras años de trabajo duro le hubieran permitido llevar una vida cómoda y sin mayores complicaciones viene trabajando para sacar a la ciudad, a través de las políticas públicas que se han demorado ya demasiado tiempo, del letargo en el que se encontraba.

Dijo también que su estilo no se lleva con los enfrentamientos internos y que es afecto a los consensos, por lo que pondrá toda su energía para que el PRO sea normalizado cuanto antes, cesando la intervención, para presentar un frente unido de cara al espacio Cambiemos en la provincia, lo que en definitiva fortalecerá a ésta alianza y demostrará una vez más que, pese a los enormes desafíos Cambiemos representa y refleja una nueva forma de gobernar, basada en la apertura e integración de todos los actores sociales.

Declaró, en línea con lo manifestado por el Presidente Mauricio Macri, que los últimos acontecimientos demuestran que el espacio Cambiemos constituye un equipo de trabajo con capacidad de gestión y con sentido de autocrítica, en el que se escuchan todas las voces y, cuando es necesario, se replantea y se corrige el rumbo.

Manifestó que la Provincia de Río Negro viene sufriendo décadas de gobiernos no han sabido administrarla y la han sumido en una profunda crisis, con obras imprescindibles eternamente postergadas y un importante déficit crónico, que producen las graves consecuencias que han sufrido y sufren todos los rionegrinos. Dijo que se trata de una situación muy parecida a la que halló en su ciudad al momento de asumir como intendente y que, luego de éste breve pero fructífero tiempo de gestión, ha conseguido revertir en gran medida. Pero agregó que la dimensión de los problemas y por ende los obstáculos y los desafíos que significan la administración de la provincia poseen una escala completamente diferente y por ende implicarán un esfuerzo bastante más prolongado.

Por último, aclaró que, al igual que en su ciudad, no lo mueve otra cosa más que el bien de la gente, que es quien en definitiva, si lo considera su mejor opción, le concederá la administración de sus intereses y sus necesidades, como simple servidor público que es. Y sólo por un tiempo. Por lo que sigue interiorizándose de la realidad y los problemas que enfrenta cada región de la provincia, a la que recorrerá para conocerlos cara a cara.

Scroll Up
testing5566